Blog Reclama Fácil: Abogados Indemnizaciones

Tipos de indemnizaciones laborales

 

Desde que se inició la crisis, el número de despidos en los países más afectados se ha incrementado de forma considerable. Es por ello que en nuestro país, muchas personas han empezado a preocuparse por los derechos laborales que poseen tras el despido o cuando su contrato de trabajo ha finalizado. Si quieres saber más sobre los tipos de indemnizaciones laborales a las que tienes derecho, sigue leyendo.

Según el tipo de despido

Para aquellas personas que han sido despedidas de su empresa, las indemnizaciones pueden variar en función del tipo de despido y de las circunstancias en que se ha producido.

-ERES: por lo general el trabajador suele recibir una indemnización de 20 días por cada año trabajado.

-Dimisión del trabajador: en este caso, el empleado no tiene derecho a ningún tipo de compensación económica.

-Despido procedente: si el trabajador no cumple con sus obligaciones o se ausenta sin justificación de su puesto, puede ser despedido y no se tiene derecho a recibir indemnización, ya que el despido es una sanción y está justificado.

-Despido improcedente: si la empresa decide despedir a un trabajador sin motivo aparente cuando éste está cumpliendo correctamente con sus obligaciones, la indemnización será de 45 días por año trabajado hasta febrero de 2012 y de 33 días por año por el tiempo cotizado después de esta fecha.

Según el tipo de contrato            

Las indemnizaciones laborales también pueden variar en función del tipo de contrato del trabajador en la empresa y cómo finalice.

Contrato indefinido o temporal: si el contrato termina antes de lo estipulado de forma improcedente, se recibirá la misma indemnización que en el caso del despido improcedente que hemos explicado.

-Contratos de fomento del empleo: para este tipo de contratos se establece una indemnización de 33 días por año.

-Contratos temporales: la cuantía de la indemnización será de 8 días por año trabajado.

 

Publicado en Indemnizaciones | Etiquetado , , | Deja un comentario

Incapacidades laborales permanentes

 

Toda persona que, por enfermedad común, enfermedad profesional o accidente no laboral o accidente de trabajo, no pueda desarrollar su trabajo habitual puede solicitar, ante la Instituto Nacional de la Seguridad Social, el reconocimiento de un Grado de Incapacidad Permanente para su profesión habitual.

Conviene saber que existen varios grados de incapacidad, en función de las limitaciones que Vd. padezca para el desarrollo total o parcial de la que fuera su profesión habitual. Y que son fundamentalmente:

  • Incapacidad Permanente Parcial
  • Incapacidad Permanente Total
  • Incapacidad Permanente Absoluta
  • Gran Invalidez

 Las cuantías de las prestaciones que Vd. puede recibir dependen del grado de incapacidad que se le reconozca y de la contingencia profesional o no de la que derive, esto es, del origen profesional o no de la enfermedad o accidente invalidante.

En reclamafacil.com le podemos asesorar y gestionar todos estos trámites dirigidos a conseguir la indemnización o pensión que proceda según las circunstancias.

A continuación mostramos el cuadro que proporciona la Seguridad Social sobre las pensiones de incapacidad laboral permanente.

Pensión incapacidad laboral, fuente: seg-social.es

Pensión incapacidad laboral, fuente: seg-social.es

Publicado en Indemnizaciones | Etiquetado , , | Deja un comentario

Las lesiones más comunes tras un accidente de tráfico

 

Son muchas, demasiadas, las personas que fallecen en la carretera como consecuencia de un accidente de tráfico, y también las que sufren una parálisis de por vida. Estas cifras cada vez son menores gracias a la concienciación de los conductores y los esfuerzos de la DGT, organizaciones viales, asociaciones de víctimas de accidentados y otros organismos públicos para intentar evitar estos accidentes en la medida de lo posible.

La realidad es que se producen muchos más accidentes de tráfico con consecuencias menores, sobre todo en ciudad, pero que no por ser mas leves deben recibir menos atención. Las lesiones sufridas tras un accidente de tráfico se vuelven crónicas en muchas ocasiones y merecen ser tratadas con atención. Además, las personas que sufren estas lesiones leves en un accidente de tráfico también tienen derecho a recibir una indemnización por las mismas.

Tras accidentes de tráfico menores, las lesiones más comunes son las lesiones que afectan a la columna vertebral, contusiones, esguinces y politraumatizados sin fracturas, así como daños estéticos leves.

imagen-lesiones

Fuente: anudaseguros.es/

Tampoco hay que olvidar las secuelas psicológicas.

Dolor en la columna cervical y dorsal:

El dolor cervical y dorsal (cervicalgia y dorsalgia), suele producirse tras un tirón brusco en el cuello o un latigazo que provoca un movimiento rápido hacia delante y hacia atrás. Es una lesión muy habitual entre los ocupantes de un vehículo que recibe un golpe por detrás o de forma lateral.

El dolor cervicodorsal no es una lesión en sí, es el síntoma de una lesión como un esguince cervical, una Protusión/Hernia de disco o una rotura de ligamentos (esta última no debería de calificarse ya como leve).

Dolor lumbar

La lumbalgia se produce también por un movimiento brusco e inesperado. Al igual que con las cervicales, el dolor alerta de la existencia de una lesión que será necesario valorar para conocer su gravedad.

Contusiones/politraumatismos:

Son lesiones que se pueden producir en las partes blandas y que pueden generar esguinces, distensiones, y procesos dolorosos continuados en el tiempo. Muchas veces no hace falta que se produzcan fracturas óseas para que las lesiones sean causantes de una baja laboral y sean molestas y dolorosas durante cierto tiempo (esguinces, contusiones en la parrilla costar, etc).

Traumatismo craneoencefálico

Este tipo de traumatismos son comunes en los accidentes de moto y se producen cuando se recibe un golpe fuerte en la cabeza. Como es de imaginar, la gravedad del traumatismo depende del uso o no del casco y de la fuerza del golpe.

Los traumatismos craneoencefálicos pueden ser golpes leves que solamente producen un ligero dolor de cabeza o representar lesiones neurológicas graves. Por lo tanto, es primordial acudir a un centro hospitalario siempre que se haya recibido un golpe en la cabeza para descartar lesiones de importancia.

Daños estéticos

Los daños estéticos también se consideran como lesiones tras un accidente y son susceptibles de recibir una indemnización. Este tipo de perjuicios suelen producirse por cortes, quemaduras o golpes sufridos en el accidente o por las cicatrices derivadas de las operaciones necesarias para tratar las lesiones producidas por el accidente.

Lo más importante es acudir siempre a un centro médico para que traten las lesiones producidas en un accidente de tráfico. Es posible que una lesión aparentemente menor sea en realidad un problema más grave que si se coge a tiempo puede tratarse fácilmente. Además, el parte médico es esencial para solicitar las indemnizaciones por accidente de tráfico.

Daños psicológicos

Independientemente del DAÑO MORAL inherente al mismo hecho de sufrir un accidente de tráfico, se pueden reclamar secuelas de carácter psicológico, como el síndrome de estrés postraumático, que son las referidas a la ansiedad, falta de sueño, miedo a volver a conducir, pensamientos repetitivos sobre el siniestro, lesiones que tienen un tratamiento y que deben de quedar demostradas con el informe del psicólogo que realice el tratamiento de la víctima tras sufrir el accidente. Muchas veces nos olvidamos de reclamar estas secuelas o no realizamos el preceptivo tratamiento a tiempo, por lo que se pierde el derecho a reclamar este tipo de secuelas.

Publicado en Accidentes de tráfico | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Cómo demostrar las lesiones de un accidente de tráfico

 

Hoy te contamos cómo demostrar las lesiones sufridas en un accidente de tráfico de cara a reclamar una indemnización a la aseguadora

La adecuada demostración documental de las lesiones es un elemento de vital importancia para luego poder reclamar una indemnización justa y adecuada, y es un elemento que en muchas ocasiones se olvida o no se hace de forma adecuada.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que todo el proceso de reclamación depende de las lesiones que figuren en los primeros informes médicos (ambulancia, urgencias, primeras visitas médicas), pues se trata de demostrar la relación “causa-efecto” entre el accidente y las lesiones que luego se pretende reclamar su resarcimiento económico.

El diagnóstico de las lesiones que aparece en el informe de urgencia hospitalaria supone el pilar donde se sustenta toda la futura reclamación de una indemnización, pues son estas, y no otras, las lesiones por las que se va a realizar el tratamiento médico que suponga los días indemnizables y las posibles secuelas, por lo que hay que ser muy escrupulosos con dos cosas:

1º).- Que la atención facultativa de urgencias sea prestada el mismo día del accidente, o como mucho en 48-72 horas después del mismo (si no fuera así debe de justificarse bien el motivo por el cual no se acudió rápido a un centro médico o de urgencias).

2º).- Que figure el diagnóstico de todas las lesiones sufridas. Decimos esto porque hay muchas ocasiones en las que solo se refleja el diagnóstico de las lesiones más llamativas o importantes, y se deja al lado lesiones secundarias que luego pueden dar lugar a complicaciones, y que si no se reseñan en estos primeros informes luego se nos puede alegar que nos son producidas en el accidente.

Tras este primer diagnóstico debe de efectuarse un seguimiento médico adecuado de las lesiones, y que este seguimiento se documente con los correspondientes informes, ya sea del médico de cabecera (quien debe de dar la baja laboral en caso preceptivo), el especialista o la clínica de rehabilitación en caso de ser necesaria. Los costes médicos y asistenciales legalmente los debe de cubrir la aseguradora del vehículo responsable del accidente, por lo que es recomendable que se realicen todas las pruebas diagnósticas necesarias para conocer el alcance real de las lesiones y se hagan los tratamientos que los facultativos entiendan necesarios. Todas estas pruebas, revisiones y tratamientos se pueden hacer tanto en centros públicos y privados.

Al final de todo el proceso es importante que el especialista o el médico que ha efectuado el seguimiento de las lesiones de la víctima haga un informe de alta o de estabilización de las lesiones en donde figure claramente el motivo de alta y las secuelas que hayan quedado derivadas del accidente, en caso que hayan quedado.

Evidentemente de todo esto se ocupa reclamafacil.com, pues disponemos de acuerdos con clínicas especializadas en tratamientos para accidentados, encargándonos nosotros de que nuestro clientes estés perfectamente tratados sin coste alguno y consiguiendo una adecuada acreditación documental de las lesiones derivadas de accidentes de circulación.

Publicado en Accidentes de moto, Accidentes de tráfico, Indemnizaciones | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Cómo reclamar una indemnización por lesiones en vía pública

 

¿Necesita reclamar una indemnización por lesiones(caídas) sufridas en vías públicas, centros comerciales o centros de ocio?

suelo-mojado

Si sufre un accidente con lesiones en un Centro Comercial o de Ocio, o por el deficiente mantenimiento de lugares públicos (aceras, parques, carreteras, etc), usted tiene Derecho a reclamar una indemnización siempre y cuando sea debido al mal estado o deficiente mantenimiento del lugar, siendo muy importante que quede perfecta constancia que las lesiones las ha sufrido en dichos establecimientos o lugares públicos, por lo que es muy importante que llame a la Policía o Guardia Civil, a una ambulancia o SAMUR, o al responsable o empresa de seguridad y mantenimiento del lugar, para que abran parte de lo sucedido o haya alguna constancia que las lesiones son causadas en aquel lugar y no en otro.

Debéis tener presente que el mero hecho de tener una caída no da derecho a reclamar una indemnización. No se trata de una responsabilidad civil de carácter objetivo, es decir, siempre ha de quedar demostrado que existieron deficiencias o mal mantenimiento o cuidado del lugar de la caída y que dicho mantenimiento cause un peligro al viandante (debe de existir una negligencia por parte del mantenedor del lugar o defectos constructivos o de mantenimiento que generen un riesgo evidente a la integridad física).

La reclamación se debe hacer frente al propietario del lugar si es privado o contra el Ayuntamiento correspondiente si es público, y si el acuerdo amistoso no es posible en el primer caso debe de presentarse una demanda ante la Jurisdicción Civil, y en el segundo iniciar una reclamación patrimonial contra la administración. En ambos casos puede intervenir posteriormente una compañía de seguros que tenga concertada póliza de responsabilidad civil contratada por el titular del lugar donde se producen las lesiones.

Como regla general, los conceptos indemnizatorios que usted puede reclamar, son los siguientes:

  • Los días de ingreso hospitalario, de baja laboral o que las lesiones tarden en curar.
  • Las secuelas que padezca tras haberse estabilizado las lesiones.
  • Las incapacidades laborales que pueda tener como consecuencia de las mismas.
  • El lucro cesante que haya sufrido(los beneficios dejados de percibir a causa de la baja laboral o paralización del negocio) y que se pueda acreditar documentalmente.
  • Los gastos invertidos en la curación de las lesiones.

Las cuantías económicas de dichos conceptos varían dependiendo de los casos particulares y del tiempo curación y/o impedimento así como de las secuelas y diferentes tipos de incapacidades (Permanente Parcial, Total, Absoluta o Gran Invalidez) todas ellas legalmente reguladas en un baremo, el cual va variando dependiendo de los Índices de Precios de Consumo (I.P.C.).

Lo deseable sería llegar a un acuerdo amistoso con el responsable de los daños, y/o su compañía de seguros, pero en el caso de que esto no sea posible se hace inevitable acudir a la vía judicial, para lo cual hay un plazo de prescripción de un año para las reclamaciones ante los Juzgados Civiles y Contenciosos Administrativos.

Publicado en Indemnizaciones | Deja un comentario

Cómo reclamar una indemnización por accidente de tráfico

 

Si quieres saber cómo reclamar una indemnización al sufrir un accidente de circulación lo más importante saber que todo debe quedar demostrado. Ten en cuenta los siguientes consejos desde el mismo momento del siniestro:

            1º).- LA RESPONSABILIDAD DEL ACCIDENTE: demostrar que tú no eres el culpable del accidente, es decir, que la imprudencia o la negligencia la comete el otro conductor (culpabilidad).

            2º).- LAS LESIONES PRODUCIDAS EN EL ACCIDENTE: demostrar que las lesiones se han originado en ese accidente (relación de causalidad).

            Para demostrar La Reponsabilidad del Accidente, resulta fundamental firmar un parte de declaración de accidente amistoso, donde se describa como ocurrió el accidente y se pongan los datos de todos los implicados, reseñando la existencia de daños materiales en los vehículos y heridos.

Si no está claro quien es el responsable, NO discutas, llama a la policía o a la Guardia Civil para que ellos intervengan levantando el correspondiente atestado (si hay heridos deben de hacerlo siempre).

            Seguidamente llama al teléfono de emergencias para que envíen una ambulancia (tipo SAMUR-SUMMA), y si tus lesiones no lo requieren, acude de urgencias al centro hospitalario o médico que mejor te venga (Público o Privado). Con esto lo que consigues es una atención inmediata de tus lesiones para conseguir un correcto diagnóstico y también demostrar que las lesiones, que luego vas a reclamar una indemnización, se originaron en el accidente. Hay ocasiones en los que la sintomatología dolorosa no aparece de forma inmediata al accidente, por lo que no hay problema en acudir con posterioridad al golpe, recomendando que no se dejen pasar mas de 72 horas pasado el accidente, para ir a un centro médico u hospitalario.

            Si el culpable del accidente se da la fuga o no tiene seguro en vigor no te preocupes, en estos casos, también puedes reclamar una indemnización de tus lesiones.

            Tras estos trámites llámanos al 91 567 01 45 o mándanos un correo electrónico (info@reclamafacil.com) y te asesoraremos inmediatamente para que obtengas la máxima indemnización a que tengas derecho, incluyendo asesoramiento de abogados expertos, y toda la tramitación para que te vean médicos especialistas y comiences con tu tratamiento médico o rehabilitador de forma inmediata, todo ello sin coste para ti.

 

 

 

Publicado en Indemnizaciones | Etiquetado , , | Deja un comentario

Accidentes de tráfico en España. Estadísticas y conclusiones

 

El año pasado se produjeron casi 90.000 accidentes de tráfico con víctimas en España, de los cuáles 1.680 murieron. Cifras impactantes que nos hacen reflexionar sobre las negligencias que seguramente podrían haber evitado gran parte de estos accidentes.

 Y es que en España se producen al año la friolera de 100.000 accidentes de tráfico aproximadamente, siendo uno de los 10 países donde más siniestros se producen de la Unión Europea. El problema principal se deriva de las malas condiciones y la temeridad de los conductores en las carreteras convencionales.  Estos datos se pueden comprender mejor con esta infografía sobre accidentes de tráfico que hemos elaborado en Reclama Fácil.

infografia-accidentes-de-trafico

Sin embargo, hay que enviar un mensaje de esperanza dado que pese a la gravedad las cifras, se ha producido un importante descenso (el 12%) en el número de fallecidos con respecto a épocas anteriores.

Publicado en Infografías | Etiquetado , , | Deja un comentario

Tus derechos ante un accidente de tráfico

 

Cualquier lesionado en un accidente de tráfico con derecho a percibir una indemnización, puede reclamar por los siguientes conceptos:

  • Los días que las lesiones tarden en curar (tanto de impedimento como de curación).
  • Las secuelas que queden tras haberse estabilizado las lesiones.
  • Las incapacidades permanentes que puedan resultar como consecuencia de las mismas.
  • Los gastos médicos en que incurra para obtener la curación de las lesiones.
  • El lucro cesante que haya sufrido (los beneficios dejados de percibir a causa de la baja laboral o paralización del negocio) y que se pueda acreditar documentalmente.

Las cuantías económicas de dichos conceptos varían dependiendo de los casos particulares de cada accidente de tráfico y del tiempo curación y/o impedimento así como de las secuelas y diferentes tipos de incapacidades (Permanente Parcial, Total, Absoluta o Gran Invalidez) todas ellas legalmente reguladas en un baremo, el cual va variando dependiendo de los Índices de Precios de Consumo (I.P.C.).

Los plazos de prescripción de la acción para reclamar judicialmente las indemnizaciones que correspondan son de seis meses en el caso de los Juzgados Penales y de un año en el caso de los Juzgados Civiles.

 

Publicado en Indemnizaciones | Etiquetado , , | Deja un comentario

Pasos para solicitar una indemnización por negligencia médica

 

Antes de comenzar el proceso para solicitar una indemnización por negligencia médica es muy importante tener claro qué es lo que ha sucedido. Hay una gran diferencia entre un error humano y una mala práctica médica, solo si las lesiones sufridas por el paciente se producen por una mala práctica de la medicina se puede percibir una indemnización por negligencia.

Una vez que el paciente tiene claro que sus lesiones, físicas o psíquicas, se derivaron de una mala práctica médica se deben dar todos los pasos de forma segura y ordenada. El proceso de reclamación de una indemnización, como ya hemos dicho en otras ocasiones, puede llegar a ser muy largo y complicado, por este motivo es importante contar con el apoyo de un profesional experto.

Antes de comenzar el proceso es necesario recabar toda la información referente al caso: el motivo por el que el paciente acudió inicialmente al hospital, procedimiento al que fue sometido, lesión que sufrió durante este procedimiento, evolución de la lesión, tratamiento recibido y cualquier otro aspecto que pueda resultar interesante. Con toda esta información se debe interponer una reclamación en el centro hospitalario correspondiente y una reclamación concreta contra el médico responsable. Es necesario esperar a que esta reclamación se resuelva. Si no se obtiene ninguna respuesta o si la resolución no nos es favorable, llega el momento de interponer una demanda judicial.

Los procesos judiciales suelen ser muy lentos, en el caso de las negligencias médicas aún más. Por lo que hay que estar preparado para enfrentarse a 4 o 5 años de litigio. La demanda debe interponerse contra la Sanidad Pública en el caso de que la negligencia tuviera lugar en un hospital público, o contra el médico en concreto si la negligencia tuvo lugar en un centro privado.

Cuando la demanda se admite a trámite un perito deberá confirmar la negligencia médica y los daños sufridos por el paciente. Para llegar a este punto realizará un estudio exhaustivo de la situación y de todo lo sucedido. El informe del perito suele ser una de las pruebas de mayor importancia en estos casos y los jueces basan gran parte de su decisión en este informe.

Demostrar una negligencia médica es muy complicado, por lo que ganar el juicio y conseguir una indemnización suele ser muy difícil. En contrapartida las cuantías recibidas como indemnización por una negligencia médica suelen ser muy altas, aunque no suelen estar a la altura del daño sufrido.

Publicado en Indemnizaciones | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Consejos para enfrentarte a una reclamación de indemnización

 

No es fácil enfrentarse a una reclamación de indemnización. Cuando nos decidimos a hacerlo es porque hemos sufrido un perjuicio físico y moral, por lo que no nos enfrentamos al proceso en plenas facultades. Normalmente los procesos de reclamación de indemnización son lentos y complicados, por lo que es importante seguir algunos consejos para no terminar tirando la toalla. Conseguir una indemnización no solucionará los problemas causados, pero cubrirá los gastos económicos que puedan derivar del accidente sufrido. Por lo tanto conviene que la reclamación sea correcta para conseguirlo.

Si vas a empezar un proceso de reclamación o te encuentras inmerso en uno, estos consejos te resultarán muy útiles.

Hazte a la idea de que el proceso será largo

Ten siempre en mente que el proceso será largo. Las reclamaciones requieren una serie de pasos administrativos que llevan su tiempo y que suelen alargarse debido a las negociaciones que tienen lugar entre ambas partes para intentar llegar a un acuerdo. Si el acuerdo no llega y es un juez quien tiene que decidir, el proceso será aún más largo.

Si estás concienciado desde el principio será más fácil llevar con calma el proceso e incluso puede que te resulte corto.

Guarda toda la documentación

Si te decides a reclamar una indemnización deberás presentar muchos documentos que atestigüen la veracidad de tus declaraciones. Desde el primer momento guarda toda la documentación, por insignificante que te parezca, que pueda servirte de ayuda para demostrar lo que dices. Desde el parte de accidente hasta el informe médico que detalle tus lesiones, sin olvidarte de las facturas de pagos que debas realizar como consecuencia del accidente.

Pide ayuda a un experto

El vocabulario legal, la situación de debilidad tras un accidente y el interés por parte de algunas personas en llegar rápido a un acuerdo pueden hacer que te sientas confuso. Antes de llegar a cualquier acuerdo, de tramitar una solicitud o de firmar cualquier papel es recomendable que pidas ayuda a un experto para evitar que puedan engañarte.

Y sobre todo, no te desanimes. A pesar de las dificultades y de la espera es necesario tener una actitud positiva para conseguir nuestros objetivos.

Publicado en Indemnizaciones | Etiquetado , , | Deja un comentario