Pasos a seguir para solicitar una indemnización por negligencia médica

Antes de comenzar los tramites para solicitar una indemnización por negligencia médica es muy importante tener muy claro qué es lo que ha sucedido. En Reclamafacil somos abogados expertos en negligencias médicas.

Hay una gran diferencia entre un error humano y una mala práctica médica, solo si las lesiones sufridas por el paciente se producen por una mala práctica de la medicina se puede percibir una indemnización por negligencia médica.

En los últimos años se están aumentando las denuncias por negligencias medicas y las sentencias de los jueces son más duros. Como comenta Carmen Flores presidenta de la Asociación Defensor del Paciente  desde 1997. “Desgraciadamente últimamente las penas de privación de libertad son mucho más usuales y nosotros no lo queremos excepto en casos muy burdos o en aquellos casos en los que se haya hecho conscientemente. Lo ideal es que los inhabiliten para que no puedan hacer más daño”.

Una vez que el paciente tiene claro que sus lesiones, físicas o psíquicas, se derivaron de una negligencia médica se deben dar una serie de pasos de forma segura y ordenada.

El proceso de reclamación de una indemnización, puede llegar a ser muy largo y complicado, por este motivo es importante contar con el apoyo de profesionales expertos. Reclamafacil asume el caso cuando observa que es un caso viable de negligencia médica o mala praxis y comienza con las tramitaciones oportunas (denuncia al hospital, reclamación administrativa, demanda civil, negociaciones con las compañías aseguradoras, etc.).

Antes de comenzar el proceso es necesario recabar toda la información referente al caso:

  • Motivo por el que el paciente acudió inicialmente al hospital.
  • Procedimiento al que fue sometido.
  • Lesión que sufrió durante este procedimiento, evolución de la lesión, tratamiento recibido y cualquier otro aspecto que pueda resultar interesante.

Con toda esta información se debe interponer una reclamación en el centro hospitalario correspondiente y una reclamación concreta contra el médico responsable.

Es necesario esperar a que esta reclamación se resuelva. Si no se obtiene ninguna respuesta o si la resolución no nos es favorable, llega el momento de interponer una demanda judicial.

Los procesos judiciales suelen ser muy lentos, en el caso de las negligencias médicas aún más. Por lo que hay que estar preparado para enfrentarse a varios años de litigio.

La demanda debe interponerse contra la Sanidad Pública en el caso de que la negligencia tuviera lugar en un hospital público, o contra el médico en concreto si la negligencia tuvo lugar en un centro privado.

Cuando la demanda se admite a trámite un perito deberá confirmar la negligencia médica y los daños sufridos por el paciente. Para llegar a este punto realizará un estudio exhaustivo de la situación y de todo lo sucedido.

El informe del perito suele ser una de las pruebas de mayor importancia en estos casos y los jueces basan gran parte de su decisión en este informe.

Demostrar una negligencia médica es muy tedioso y complicado, por lo que ganar el juicio y conseguir una indemnización suele ser difícil. En contrapartida las cuantías recibidas como indemnización por una negligencia médica suelen ser altas, aunque nunca van a estar a la altura del daño sufrido tanto físico como psicológico.

 

reclamafacil abogados especialistas en negligencias medicas y estética

 

Las 6 negligencias médicas más frecuentes

Seis causas más habituales de negligencias médicas que generan la obligación de indemnizar con mayor frecuencia

Errores en las intervenciones quirúrgicas

Las intervenciones quirúrgicas son un asunto delicado y pueden poner en riesgo la vida o la salud de la persona. Los riesgos y las posibles consecuencias de las operaciones se informan a los pacientes y estos tienen que dar su consentimiento y firmar para que se pueda realizar la operación.

Otra circunstancia diferente es que a raíz de una mala praxis del médico o equipo médico que realiza la intervención se produzcan daños o lesiones. En estos casos, se podrá reclamar una indemnización.

  • Daños colaterales en nervios durante la intervención.
  • Dejar dentro del organismo instrumentos quirúrgicos
  • Realizar la intervención en lugares incorrectos.

Equivocaciones en el diagnóstico

Un error en el diagnóstico ocasiona consecuencias y algunas de ellas muy graves. En un primer lugar, hay que tener en cuenta que estos errores pueden ser producidos por un incorrecto o mal uso de los medios, no habiendo utilizado todas las técnicas disponibles para dar con el diagnóstico preciso.

Una vez realizada la intervención, si pasado un tiempo no te encuentras bien y realizas varias visitas al médico para comentárselo. El facultativo retrasa el realizar otras pruebas medicas para comprobar que sucede y responde diciendo que son consecuencias normales después de la intervención.

Si esta situación se produce y este motivo produce consecuencias tales como la dilatación de la recuperación, secuelas, etc. Esta circunstancia se puede reclamar como negligencia.

Desacierto a la hora de recetar medicamentos

Una negligencia se produce cuando el médico receta o prescribe medicamentos inadecuados. Estos medicamentos pueden no producir ningún efecto en el organismo, pero a veces producen daños irreversibles o empeoran la recuperación o la retrasan. En estos casos también se puede realizar una reclamar por negligencia.

Error en cirugía estética

La cirugía estética es uno de los campos donde más negligencias se producen. Las operaciones de estética son intervenciones, estas siempre conllevan riesgos y efectos secundarios (la hospitalización, la recuperación, el dolor, la toma de medicamentos, etc) por este motivo hay que tener muy claro la intervención que se nos va a realizar y sobre todo ponerse en manos de verdaderos profesionales.

Si tras una operación de estética se han causado efectos secundarios, daños o lesiones esto se puede reclamar como negligencia médica.

Contagios o Infecciones hospitalarias

Los contagios o infecciones hospitalarias son las que se producen en el propio hospital. Estas pueden ser producidas por objetos o instrumentos que se utilizan en las curas y no están debidamente esterilizados o bien conservados, con lo cual pueden trasmitir infecciones o enfermedades.

No todas las infecciones o enfermedades serán motivo de negligencias médicas y podrán reclamarse.

Enfermedades infecciosas por transfusiones de sangre

Estos casos son los que se producen cuando se realiza una transfusión de sangre y esa sangre que se introduce en el organismo contiene alguna enfermedad o infección. En esta situación se podría solicitar una compensación por daños.

Deseamos que estos consejos sirvan de ayuda para que puedas tramitar una reclamación por negligencia medica. No obstante siempre lo mas aconsejable es ponerse en manos de profesionales que te informaran y guiaran sobre los pasos a seguir. En ReclamaFacil te ayudamos con todas las gestiones que tienes que realizar.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar